Hay palabras en nuestra mente…pocas veces silencio…
Creemos que la Palabra es un don (y lo es)…
Y el don del silencio?
Cuando hablamos…es para…sacar esos pensamientos fuera? que los demás se enteren de ellos? agradar? imponer? compartir?…Cuánto podemos compartir en silencio?
Estas palabras a veces pueden venir de muy dentro, pero en general, vienen de la mente….El corazón no procesa palabras—La mente lo hace….
Las palabras parecen ser la traducción de lo que sentimos…y cuán pobre y confusa es a veces esa traducción! cuán poco fidedigna, cuán rústica…
A veces una mirada, una caricia, un simple estar, es mejor y más real que un cúmulo de palabras…
Pero las palabras son un mensaje…no sólo para el que las escucha, sino para quien las emite…
Si te escuchases…si pudieras escucharte tal como aquel a quien le dices tus palabras, cuánto más amoroso y comprensivo te volverías…
Las palabras son un medio…un instrumento, una herramienta….puedes usarlas o no. De hecho, ahora estás leyendo estas palabras….Qué sientes? Eso es lo único que importa…lo demás es sólo un sonido…una idea…pero lo que hay detrás de estas palabras, eso y sólo eso, es lo que debes intentar sentir con todo tu corazón…
NAMASTÉ