El Portal Espiritual: Todas las religiones y creencias en un solo lugar

Los maestros nos llevan a la Puerta, pero sólo nosotros podemos atravesarla...

El portal espiritual

Este es tu portal espiritual.

BIENVENIDO TU SER A ESTA CASA

Elige la puerta de entrada en las imágenes inferiores o en el menu superior

Sé bienvenido a este lugar para tu espíritu: todo lo que hay aquí es lo que ha servido en mi camino hacia La Verdad. Nada te pido. Anhelo que halles en este sitio un poco de alimento interior y reflexiones sobre lo que necesitas para conocerte y sentir plenitud.
Sé bendito, Sé en la Luz, Sé tú mismo…
lakshahara vivekamukti portal espiritual
Soy una persona como tú, un ser humano común.  Mi único deber es dar aquello que he recibido, pues ha traído luz a mi existir. No visto hábito, no vivo en una ermita, ni pertenezco a religión o secta alguna. Llevo una vida de familia sencilla, trabajo como cualquier otro, y me alegro cuando alguien siente ese amor que siento. Yo no voy a adoctrinarte, no voy a imponerte nada. Sólo compartiré lo que brota de mí, lo que también sirvió en aquellos momentos de dolor extremo existencial, y lo que aún tomo como alimento. Te mostraré lo bueno de todos los hombres y aprenderemos también de nuestros errores y defectos, tornándolos virtud. Este sendero es en verdad largo, casi interminable, pero auténtico. La vida del mundo, inercial, rutinaria y sufriente también es un sendero. La diferencia es que no sabes hacia dónde vas. Repetiré lo que mi maestro me dijo cuando yo desconfiaba de él: «Si una sola de mis enseñanzas es falsa, huye de mí como de la peste, y no voltees tu rostro hacia mí jamás». En todos estos años recibí muchas enseñanzas, en muchas formas: alegres, dolorosas, dulces, amargas, simples, complejas, directas, intrincadas, etc., pero jamás una mentira.
He realizado esta página desde 1995 a su pedido. Si bien el amor anhela que todos reciban lo hermoso que se nos ha dado, sabemos que no para todos es el momento, y que tarde o temprano todos tendrán ese cambio de ruta en su camino evolutivo. No te insto a que sigas este camino: HAZ CUALQUIER CAMINO siempre y cuando te lleve a LA VERDAD. No importa si vas rápido o lento, ni siquiera si lo haces a través de una religión o no. Tampoco importa si crees en Dios con forma o sin forma, si eres budista, cristiano, islamista, ortodoxo, judío, hindú, ladrón o santo. Tú ERES y eso es lo único que a mí me importa. Los grandes maestros de la humanidad han dado sus mensajes en cada tiempo. Sería tonto pensar que sólo hubo un maestro hace tiempo o que sólo hay uno auténtico ahora. ¿Qué clase de Creador abandonaría a sus hijos en algún tiempo? Por eso, cada tanto, se nos envían encarnaciones de Él: unas enormes, otras pequeñas, unas impresionantes, otras desapercibidas. Es cierto, esta Tierra también ha visto a miles de farsantes. Pero te pido que me escuches, que aceptes lo que tengo para transmitirte, pues quiero darte lo que a mí me sirve. Te lo ofrezco con humildad y amor, y si no te es útil, agradezco igual que hayas dedicado tiempo para verlo. Sé que al final del camino nos encontraremos. Plantéate para qué vives, quién eres en verdad, que has hecho para estar bien, en qué ocupas tu tiempo, si asistes a tu alma tanto como a tu mente o a tu cuerpo. Pregúntate adónde diriges el barco de tu vida, cuál es tu Norte, si sabes manejarlo, si estás fuerte en el timón o a la primer tormenta estás a punto de naufragar, si has sabido pedir o recibir ayuda, si buscaste la ayuda verdadera o te conformaste con salir del paso. Es importante que mires dentro, pues allí reside LA VERDAD. No está en ningún edificio en particular, ni en templos, ni en libros. Allí solo está un destello. Si reconoces la Verdad es porque siempre vivió en ti, vino contigo. Sólo hay velos de olvido e ignorancia que tu mente tejió y te separan de la Verdad. Recuerda: yo no puedo curar males psicológicos o afectivos o físicos, no puedo hacer nada por ti más que ser una especie de bastón de tu alma que camina hacia Dios o al Creador o como quieras llamarle. Dios es lo más cercano y lejano que tienes. Ya conoces esta vida, has visto cómo viven tus semejantes, cómo padecen o se alegran, y vuelven a padecer, y cómo algunos pocos tal vez alcanzan algo parecido a la felicidad. Yo no te prometo nada, no hago futurología o ejerzo artes adivinatorias. Soy un hombre sencillo, caminando en la sinceridad del alma, surcando el desierto de la ignorancia, hacia Aquel que me creó.
Te bendigo hagas lo que hagas, Sé feliz, Sé en Paz, Sé en la Verdad Eterna, y quiera tu ser divino tomar algo de este sitio hecho para ti. Nada espero a cambio más que tu atención. Revisa cada enlace de este lugar y toma todo lo que puedas. Nada de esto me pertenece, sino que es para y por ti. Muchos de los textos que aquí ves, o imágenes, pertenecen a otras personas que trabajan como yo, desinteresadamente. Vaya a ellos mi agradecimiento eterno. EL PORTAL ESPIRITUAL no puede quizá llevarte a Dios, pero puede ser un bastón en que apoyarte mientras caminas.
LOS MAESTROS pueden llevarte hasta la PUERTA,
pero sólo tú debes atravesarla
-Vivekamukti

© 2020 El Portal Espiritual: Todas las religiones y creencias en un solo lugar

Tema de Vivekamukti