Los sentidos deberían ser puestos bajo control poco a poco, como quien domestica a una fiera salvaje.

Los sentidos son insaciables y el exceso es su potencial naturaleza. Los sentidos tienen su naturaleza, pero el alumno avanzado sabe darles lo necesario. La restricción de los sentidos debe ser progresiva, el adepto deberá conocer de antemano las necesidades básicas para la supervivencia y de este modo evitar el exceso que los sentidos provocan.

La primera de las formas que el Ego tiene para manifestar su poder dentro del marco de la ignorancia es hacerle creer al alumno que después de años de trabajo ha logrado algo, esto lo realiza haciendo aparecer de súbito, múltiples deseos en forma de Vrittis (oleadas de pensamientos) Nivrittis (remolino provocado por las oleadas de pensamientos) Esto se llama “Tentación”.

La segunda forma que utiliza el Ego a través de los sentidos es inducir al alumno a una condición de estancamiento aparente. El adepto estará en una condición neutral sin lograr ningún progreso por un tiempo determinado. Esto se llama “Oposición”.

La tercera forma de auntoengaño se produce cuando uno confunde lo verdadero con lo real; lo real con lo verdadero; lo ilusorio con lo real; lo real con lo ilusorio. Por ejemplo: Creer que frente a nosotros hay una serpiente, cuando hay una soga. Con este ejemplo se puede seguir el proceso de discriminación correcta. A esta forma de auto-engaño se le llama “Estancamiento”.

El cuarto método utilizado por el Ego es el ataque frontal por medio de amenazas. Es decir, crear constantemente culpas en torno a hechos del pasado proyectados hacia el futuro. Esto se llama “Amenaza Mental”.

Namasté
Publicado por Lakshahara Acharya