LA PUERTA

Ante ti una puerta: siempre hay una puerta. Cada medida mínima de tiempo es una puerta, a casa segundo, a cada instante, hay una puerta que nos  esta esperando…

Y algunas están abiertas, y pasas naturalmente, y otras están cerradas.
Algunas se cerraron hace mucho, se les nota el óxido. Otras se cerraron hace poco. Incluso, quizá se cerraron por descuido.
Muchas tienen cerraduras, otras parecen herméticas. Pero si son puertas, no lo son. Están allí.
Y uno está caminando, y las puertas están allí, tras algunos pasos del camino, aparecen. Sólo podrás verlas si caminas.
Si estas quieto, estático, paralizado, deprimido, descreído, escéptico, sólo verás una puerta ante ti.
Y si caminas, veras que los otros caminantes también son puertas, algunas cerradas, otras abiertas, algunas llamativas, otras simples: la aventura es ver donde te llevarán
Cada puerta es la entrada a un nuevo mundo.
Ante ti, ESTÁ LA PUERTA.
Que harás?