Eres el sueño del alma

El Portal Espiritual: Todas las religiones y creencias en un solo lugar

Tú eres el sueño del alma:

El alma sueña, y cuando lo hace, ese sueño se llama VIDA HUMANA.

No has tenido la sensación de que esta «realidad» es como un sueño?. Miras a alguien, a tu pareja o tus amigos a los ojos. Parece que la mirada es un lugar donde se puede hacer «contacto»…pero no del todo. Algo del alma está allí, pero no del todo

Tocas una flor, sientes su tersura, hueles su aroma. Estás realizando acciones…para poder «sentir»…y sientes, pero no del todo. Algo falta…

Ves el amanecer, el cielo, las nubes. La luz que ilumina, y sientes que eso es obra de alguien que está por encima de ti. y quieres hacer contacto con ese algo, ese Dios, o Creador, o como quieres llamarle. Pero solo le hablas, y no escuchas una respuesta que puedas entender. Sabes que allí hay algo, pero es más un presentimiento que una certeza…Algo falta.

Y no digo que sea así, como lo estoy expresando, pero quizá, todo esto es PENSAMIENTO, y necesitamos SENTIR. Las emociones son sentir?…o son solo sensaciones?…Todo lo que experimentas en este mundo es pasajero: empieza y termina en algún momento ¿no es así?. Y anhelas algo que no termine, quizá que no haya empezado sino que exista desde y por siempre. Puedes encontrarlo en este mundo?

Recuerdas tus sueños? te vas a dormir…al tiempo desapareces…¿Dónde estas tú? Eres el que está en el sueño? eres el cuerpo dormido respirando profundamente, que proyecta imágenes en una pantalla? Eres las historias que sueñas? O eres algo que aún no ha sido descubierto…y no está en esos sueños…y quizá tampoco esté del todo en los días de tu vida?

Imaginemos ahora que un alma, o EL ALMA, esa especie de todo que atraviesa todos los planos físicos pero no está necesariamente atrapada en ellos, sino que tal como un espectro de luz, tiene solo algunas partes visibles en este mundo…imaginemos decía, que esa alma tiene períodos de sueños. Que de algún modo, para cumplir con su naturaleza, requiera «soñar». Y que en algún momento de su tiempo, sueña que es un ser humano….

Tan potente es ese sueño y tan vívido, que tiene cosas que nunca el alma sintió: emociones, miedo, alegría, incertidumbre, desazón, sufrimiento, sorpresa…tal como sucede en los sueños: no sabemos cuando vamos a despertar, pero sabemos que despertaremos porque siempre ha sido así.

Y si esta vida humana entonces, fuera esa experiencia onírica del alma?

Si esta vida que vivimos, en realidad es parte de un sueño donde tenemos una casa llamada Tierra? donde hay otras personas parecidas pero no iguales a nosotros, semejantes?

Quien quiere despertar de su sueño?

Es agradable dormir? Por siempre? y si pudieras, qué elegirías? Podrías realmente elegir DESPETAR o no hacerlo? Puedes elegir eso cuando duermes? O naturalmente, en algún momento despiertas?

Escribía Calderón de la Barca: ¿Qué es la vida? Un frenesí.  ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

Muchos seres humanos, quizá tú mismo, se han planteado: esto es real? esta vida que vivo es lo verdadero? Nadie parece tener certeza de que así sea. Nadie que haya tenido cierta inquietud interior podría aseverar esto. Y qué sucede al despertar entonces? Qué sucedería cuando el alma deja de soñar?

Muchos llaman a este momento LA MUERTE …y si fuese justo al revés?

Y si fuese el nacimiento el inicio del sueño? y la vida el sueño? y el morir el DESPERTAR?

Reflexionemos sobre esta posibilidad, y vayamos más allá: así como en algunos sueños sabemos o percibimos que estamos soñando…existe la posibilidad de percibir lo mismo sin necesidad de morir? Es decir: podemos despertar aún en medio de ese sueño?

Es mi anhelo al menos.

NAMASTÉ

El Portal Espiritual

Comenta lo que has sentido

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *