El momento de la sumision: cuando asumes que has venido a aprender

El Portal Espiritual: Todas las religiones y creencias en un solo lugar

El momento de la sumision: cuando asumes que has venido a aprender
Lakshahara me leyó este texto del Baghavad Gita:

 Arjuna: Ahora estoy confundido acerca de mi deber y he perdido toda compostura a causa de mi flaqueza, en esta condición te pido que    me digas claramente lo que es mejor para mí. Ahora soy Tu discípulo y una alma rendida a Ti por favor instrúyeme. 

La suprema personalidad de Dios dijo: al hablar palabras doctas te lamentas por lo que no es digno de lamentación, aquellos que son sabios no se lamentan ni por los vivos ni por los muertos. 

No te has sentido acaso asi? No has sentido que no puedes sobrellevar algo que parecería ser una carga demasiado pesado para ti?

Pues bien, Arjuna comienza a hablarle así a Aquel, que hasta ese momento, era el conductor de su cuadriga de batalla. Reconociendo a Aquel como la Encarnación de Dios, abre su corazón y muestra su conflicto, pues no logra sobreponerse al duro escenario que está frente a él.

Este instante siempre me pareció revelador. Arjuna es quien representa al hombre noble, que aún no se conoce a sí mismo, como la mayoría de nosotros. Hasta ese momento, Krishna lo acompaña como amigo y compañero, y es el cochero de su carro. Pero cuando Arjuna ve que en el ejército que debe combatir, yacen listos para atacar sus parientes, amigos, antepasados y hasta algunos de sus maestros, su animo colapsa y la angustia hace presa de él

Muchos recuerdan este momento, porque alli aparece Krishna como el maestro. Pero yo lo recuerdo espcialmente, porque alli aparece Arjuna, como discípulo.

Lakshahara me dijo cierta vez cuando le pregunte cual era la forma para conocerse: » hay dos caminos principales: la autoindagacion o la sumision»

Recuerdo cuanto chocó en mi ego la palabra sumisión. Someterme… a que? a quien? yo someterme?…Autoindagacion de Jesus

Mi ego dijo:; no, mejor autoindagate, asi no te sometes a nada y a nadie!

Pero para autoindagarse, uno debe tener una fe incorruptible, y ser capaz de llegar HASTA LA ULTIMA CONSECUENCIA

Sabes quien se autoindagó por cuarenta días y cuarenta noches?

Jesus, o Iheoshua como era su verdadero nombre Arameo

Estos españoles que han querido imponer hasta un nombre que no es propio de Aquel…

Mas allá de sus autoindagacion, donde se enfrento al mismo MAL , al demonio mismo para comprender QUIEN ERA EL, Jesu paso primero por escuelas y maestros.

Uno de sus maestros fue Juan (Johanan, el Bautista), con quien compartieron cierto tiempo  entre los Esenios, y luego Jesus recorrio las tierras del Buda, la India, y demas.

Pero no todo el mundo es capaz de autoindagarse, y el camino mas directo es la sumisión al gurú. Y como sabes si tu maestro es auténtico o es un farsante?

Pues te diré algo que también le dije a mi maestro, aunque no se si te sirva: aunque tu fueses un farsante, yo habré vencido al final de mis días, porque todo lo que podía lo di con fe. Tal hombre tiene aseguro el cielo porque dio todo lo que pudo, aunque hay sido engañado.

Y recordé que el mismo Francisco de Asis, siervo hermoso y perfecto del Señor, fue a pedir consejo al Papa Inocencio III, quien en medio del lujo del Vaticano no queria recibirlo. Aquel monjecillo humilde, se postró ante los pies del Papa, y besó su mano, siendo mas grande que decenas de Pontifices juntos.

Por tanto, quien acepta su límite, sabiendo que ha venido solo a aprender, y no a enseñar que es lo que la mayoria de los hombres pretenden imponiendo sus ideas, tal es un aprendiz eterno.

Namaste!

El Portal Espiritual

Deje un texto de respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *