El maestro refleja con su ser, el ser del discípulo.
Puede ser una imagen de 2 personas y cielo
¡Que tus anhelos no empañen la faz que se ve en ese espejo! Contén tus alientos para no empañar ese espejo.
Eres tierra, un amigo hará que florezcas. Un amigo, que es amigo de Dios, es como la suave brisa de primavera que hace florecer los árboles.
El compañero que no es amigo del Amigo, es sólo causa de problemas.
Esconde tu cabeza, haz como si durmieras para no verle. Ese sueño,
acompañado de sabiduría, es vigilia.
Haz lo que convenga, pero no te asocies con el ignorante. El ignorante te dará una imagen de ti falsa, que enturbiará tu verdadero rostro.
Este es un consejo importante que no se puede tomar a la ligera. ¡Mira con quién andas!
Cuando aparecen los cuervos, los ruiseñores se esconden y se callan. Los cuervos oscurecen el sol.