El Camino

El Portal Espiritual: Todas las religiones y creencias en un solo lugar

El camino en este mundo, rara vez es fácil, aunque puede ser sencillo.

A #todos nos tocan caminos distintos. Nadie puede caminar el camino del otro (ni debe!)
Pero…el camino ¿a qué? ¿hacia dónde?
Hay un camino que es el que indica el mundo. Otro camino indica la crianza. Otro camino lo marca nuestra creencia. No son caminos fijos, ni tenemos un mapa de ellos que nos asegure qué va a pasar a cada paso.
Quisiéramos certezas, como cuando un GPS o un mapa nos dice qué encontraremos en 200 mts, luego de una curva, a cien kilómetros. Pero es más: quisiéramos que nos aseguren que llegaremos al final del camino…¿y cómo sabemos que realmente hay un final?
Caminamos. Es inevitable. De hecho, en depresión o pánico, también estamos transitando un camino, pero seguro no nos llevará a un buen lugar, aunque a veces parece inevitable pasar por allí.
Este camino, es una aventura. Y no todos somos aventureros, no todos tenemos ese espíritu. Pero desde que nacemos, el camino es hacia adelante…y en el fondo, todo lo que nos rodea empieza a enseñarnos que en ese camino hay estaciones, o paradas, descansos. En otros, el trajín y la fatiga parecen insostenibles. Muchas personas quedan a medio camino. Y también hay varias que se niegan a caminar. Y otras tantas que temen a lo que hay delante, o no quieren volver a pasar por lo que pasaron atrás.

NO HAY GARANTÍAS.

Nacemos en este mundo. Tuvo #Jesús garantías? Y era el hijo de Dios…
Las tuvo #Krishna#Buda? Eran seres arriesgados. Por qué? Vinieron a dar todo. Vinieron a hacerlo #todo. Y eso no implica solamente TODA SU #DIVINIDAD, sino toda su #Humanidad
Hay un camino que es individual, solitario, único: el tuyo como SER. El de reconocernos a nosotros mismos, el de descubrir qué o quiénes somos en Verdad. Eso es un llamado que genera fuerza y a la vez desesperación muchas veces.
Y hay otro camino que recorremos con quienes nos rodean. Y no siempre estarán. Algunos nos acompañan un trecho. Otros gran parte del camino.
El camino es incierto…El hombre de #fe camina porque tiene esa potencia que lo impele. Y lo más probable es que no vea bien por donde va. La fe es como un motor que se enciende. Pero carece de un volante. No ve adonde va. Necesita del discernimiento y la reflexión: esos son los ojos de la fe.
Muchas personas de fe, chocan una y otra vez. Su fe parece ser puesta a prueba. Si tiene mucha fe, volverán una y otra vez a empezar, hasta que inevitablemente adquieran el discernimiento por maduración y naturaleza. Con esta cualidad, la fe tiene un norte hacia donde dirigirse. Y también puede evitar ciertos pozos y escollos, accidentes o dificultades del camino.
No es fácil caminar solos. Nacemos en un mundo donde hay otros, y esos otros nos necesitan y nosotros a ellos. Este mundo tiene a «otros» por esa razón, entra otras.
Hay que #caminar. No hay otro modo
Tienes #miedo? Claro, acéptalo. Camina con valor entonces. #Valor no es la ausencia de miedo. Sino que es caminar, «a pesar de—-»
Caminaré
Caminaremos, y hay que repetirlo: No hay garantía
Los «#hombres de #fe, tienen la certeza de que llegarán a la meta
Los hombres con #discernimiento, sabrán que es es cuestión de tiempo, en esta o la próxima vida, debe haber una llega, porque de otro modo la #existencia sería un juego perverso creado por un ser omnipotente y malévolo
Y algo en nuestro corazón, sabe que eso no es posible, porque en medio del camino, no sólo hay espinas, sino también flores. No sólo hay nieblas sino también amaneceres. Y no sólo has fieras sino que también hay pájaros cantando.
#CaminemosJuntos ♥
#Namaste
#Vivekamukti

El Portal Espiritual

Comenta lo que has sentido

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *