EL AMOR VERDADERO

El amor es la única cualidad que no se puede dar, no se puede entregar, no es una transacción comercial de “yo te doy” o “tú me das”, es como la fragancia de una rosa o un jazmín, estos no dicen a quién entregarle su fragancia, solo despunta la flor y la fragancia se permite Ser, así es como el amor al igual que la fragancia de una flor Es. Y esto debemos permitir siempre.

Ahora el astro luminoso es Dios mismo siendo el centro del universo del hombre, y su plena conciencia es el alma inmortal que dentro del corazón divino, late día tras día, iluminando cada centro vital. Dios es el centro y el alma inmortal es el satélite. El hombre mora en Dios y el satélite ilumina a este hombre para su próximo despertar.

Las células del cerebro son duraderas cuando fluye el contento, están abiertas como una flor. Si ven bien, hay muchísimos motivos para estar contentos, radiantes. Deben siempre ser conscientes de la existencia de dios en ustedes y el contento se volverá una gran cualidad. Algunos dirán “no tengo motivos para estar contento”……..pero vean bien. Dios está allí, es el gran motivo ulterior y que siempre ocultamos. Él proporciona todo el contento.

Existe una reconexión directa entre lo que podemos ser y lo que somos. Es importante porque lo que podemos ser tiene que ver con las elecciones que realizamos. Por ejemplo, comenzar una vida interior o espiritual hacer ver que la fuerza interior es más fuerte que la especulación. Uno ha elegido esta vida y esta vida misma nos revelara lo espiritual que hay dentro de nosotros. Lleva tiempo despertar la consciencia a los planos superiores porque en primera instancia se nace a este mundo y este mundo es dual y su representación es la ofuscación.

 

Lakshahara Ji