El amor o la ilusión de amar

Falso amor: el enamoramiento de la ilusion

El amor, uno de los tesoros más preciados en la vida del humano, y el más buscado también, es una de las ilusiones más grandes también. ILUSIÓN porque nos engañamos diciendo AMOR cuando en realidad lo confundimos con otras cosas: pasión, cariño, lujuria, sexo, atracción, querer, poseer, etc…
El AMOR es lo más parecido a la fragancia de un ROSAL. Esta allí, se huele desde lejos, no hace distingo y toca el olfato de ricos y pobres, de buenos y malos, de pájaros, insectos, animales, hombres… No elige a quien da su aroma: solo lo DA. Es su naturaleza.
Si le pides a alguien constantemente que te de su amor, sería como cortar una rosa de ese rosal, y llevarla a un florero en tu casa. Estará allí unos días, pero empezará a marchitarse de inmediato, y el agua que le pongas, se pudrirá.
Si alguien te ama, no necesitarás escuchar de su boca que te ama. Lo sabrás porque el amor es inconfundible: está allí para ti sin que se lo pidas. Tú no le pides al rosal que te entregue su fragancia, no le ruegas, no le mendigas, no es necesario. El rosal te dará ese amor si tú te acercas, porque es su naturaleza.
Pero acércate, sino no podrás olerlo. Y no trates de adueñarte del rosal, eso no es amor.
El amor no se limita a una persona. Eso no es amor.
El amor es, danza y baila en los corazones de los verdaderos devotos. Lo demás, no es amor, es solo ilusión

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *