Hay amistades que se comportan como un Tragamonedas…
Puede ser una imagen de interior
Uno hace una especie de “apuesta” en las relaciones humanas que elige:
Pone confianza, tiempo, empatía, contención…
Pero para que esta relación se vuelva #AMISTAD no debe ser una apuesta, ni debe comportarse ni uno ni el otro como una máquina tragamonedas, que recibe, recibe y recibe, y cada tanto da algún premio consuelo que te hace “seguir apostando”.
Has ido alguna vez a un casino y has visto como funcionan estas máquinas?
Verás que siempre GANA el CASINO. Dan un gran premio muuuy cada tanto para generar la ilusión de que se puede RECIBIR algo grande de ellas, a cambio de todo lo que uno ha depositado.
Generalmente verás que los jugadores son personas que desarrollan el hábito de volver una y otra vez a estas máquinas, porque tienen la ilusión de ganar un gran premio.
Pero si los ves a la salida del casino, suelen estar resignados, diciendo: hoy no se ha dado, mañana será.
Ahora mira las relaciones que tienes. Y detente en aquellos que llamas amigos o te consideran a ti de su círculo de amistad.
La amistad no debería ser un juego de apuestas…y menos de des-gastar la confianza, el tiempo, la empatía y el cariño.
Si tú o esa amistad se comportan como una de esas máquinas, no hay tal amistad.
Si tú o esa persona sólo están CUANDO SE NECESITA ALGO, no hay tal amistad.
Las personas que van a los casinos, suelen tener enormes carencias. Y DEPOSITAN sus #ilusiones en #maquinas que ocasionalmente les dan una sonrisa, una de cada 100 veces con suerte.
—-
No te comportes como un mendigo que necesita que alguna vez depositen en ti empatía, afecto, comprensión, confianza o contención. No seas tampoco un apostador, porque no estás fomentando una amistad, sino una adicción muy tóxica e ilusoria.
La #Amistad es algo sagrado, puro, bidireccional, natural y genera contento sin necesidad de apostar a nada…
Si necesitas pedirlo, quizá no estás en la relación indicada.
—-
♥NAMASTÉ!