Técnicas y prácticas

tecnicas y practicas espirituales

De las tecnicas y practicas

El saber conducirse en la vida, con pleno dominio de su ser, implica desde aprender a respirar, hasta aprender a comer adecuadamente. Pero por sobre todas las cosas, debe saber el adepto que un correcto pensamiento o idea con su consiguiente reflexión producen en su ser el mejor bienestar que una persona pueda adquirir, o sea: Esclarecimiento.

Conocerse a sí mismo es aceptar lo que Dios nos ha dejado como herencia, este conocimiento tarda en obtenerse puesto que primero se deberá purificar la mente Psicologica. A este respecto debemos considerar que somos un producto de nuestra educación, del lugar donde vivimos, de lo que comemos, de con quien nos juntamos, etc. A este proceso se le llama mente Psicologica. ¿Cómo hemos de purificar millones de pensamientos, ideas, y fantasías producidas mediante el proceso psicológico? La aceptación es el único modo posible para que la mente quede centrada, y pueda iniciar luego de esto el proceso espiritual propiamente dicho.

La aceptación total interna parte de cuatro premisas fundamentales:

 

1-Tener el firme compromiso en aceptar que el individuo tiene errores.
2- Tener el firme compromiso en aceptar que esos errores pueden desterrarse totalmente.
3- Tener el firme compromiso en aceptar que el individuo posee virtudes y que estas provienen de su Alma Eterna.
4- Tener el firme compromiso en aceptar que las virtudes del alma llevaran al individuo a la Iluminacion.
Es importante tener un tiempo para el silencio, la reflexión, y el discernimiento.

 

Buscar un lugar apartado, en donde nos aseguremos que nadie nos molestara por espacio de 15 a 30 minutos.
Sentarse en el piso con las piernas cruzadas, o simplemente en una silla, la columna erguida pero no tensa.
Cerrar los ojos, y observar el flujo de pensamientos que vienen a nuestra conciencia.
No importa sin agradables o desagradables, solamente se debera observar lo que la mente va reproduciendo en nuestra conciencia.
No deberemos detenernos en ningun pensamiento, idea o imagen que la mente muestre.
Solo observaremos y no sacaremos ninguna conclusion al respecto.
Lo importante es que nos convirtamos en el observador interno de nuestra mente.
Luego de esto, nos tenderemos en el piso, boca arriba, para relajarnos.
La aceptacion total debera ser corroborada en los aspectos de la vida diaria.
No olvide el adepto de contar con suma paciencia y tolerancia sobre si mismo, estas son herramientas fundamentales para proseguir en el sendero sin titubeos ni perturbaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *