Los chakras: su ubicación y funciones

los-chakras-su-ubicacion-y-funciones

Hay seis Chakras en el cuerpo humano que están directamente conectados con los centros superiores del cerebro. El primer Chakra es Mooladhara. Está situado en la base pélvica y se corresponde con el plexo coccígeo de los nervios. En el cuerpo masculino se encuentra entre la orina y las aberturas de excreción, en forma de una glándula pequeña llamada glándula perineal. En el cuerpo femenino se sitúa dentro de la superficie posterior del cuello uterino. Mooladhara es el primer Chakra en la evolución espiritual del hombre, donde se va más allá de la conciencia animal y comienzan a florecer las verdaderas cualidades del ser humano. También es el chakra que pone a término la finalización de la evolución animal. Se dice que desde la parte derecha del chakra Mooladhara hasta los talones existen otros Chakras inferiores que son los responsables del desarrollo animal y la calidad humana de los instintos y el intelecto. Desde Chakra Mooladhara y en ascensión, se encuentran los Chakras que tienen que ver con la iluminación y la evolución del hombre superior o súper-hombre. Mooladhara-Chakra tiene control sobre la excreción y las funciones sexuales.

El segundo Chakra es Swadhisthana, situado en el punto más bajo o la terminación de la médula espinal. Se corresponde con el plexo sacro de los nervios y controla el estado inconsciente en el ser humano.

El tercer Chakra es Manipura, situado en la columna vertebral, exactamente a la altura del ombligo. Se corresponde con el plexo solar y controla el proceso completo de la digestión, la asimilación y la regulación de la temperatura en el cuerpo.

El cuarto Chakra es Anahata, y se encuentra en la columna vertebral detrás de la base del corazón, en el ámbito de la depresión en el esternón. Se corresponde con el plexo cardíaco de los nervios, y controla las funciones del corazón, los pulmones, el diafragma y otros órganos en esta región del cuerpo.

El quinto Chakra es Vishuddhi, que se encuentra en el nivel del hueco de la garganta en la columna vertebral. Este Chakra corresponde al plexo cervical de los nervios y controla el complejo de la tiroides, así como algunos sistemas de articulación, el paladar y la epiglotis.

Ajna, el sexto Chakra y el más importante, corresponde a la glándula pineal, situada en la línea media del cerebro, justo encima de la columna vertebral. Este Chakra controla los músculos y el inicio de la actividad sexual en el hombre. El Chakra Ajna purificado se vuelve el centro de mando para el ser humano en todos los planos de existencia.

Estos seis chakras sirven como interruptores para encender las diferentes partes del cerebro. El despertar que se produce en los chakras se lleva a cabo en los centros superiores del cerebro a través de los nadis. También hay dos centros superiores del cerebro que se conocen comúnmente en Kundalini-Yoga como, Bindu y Sahasrara. Bindu se encuentra en la parte superior trasera de la cabeza. Este es el punto donde la unidad primero se divide en muchas. Bindu alimenta el sistema óptico entero y es también la sede del néctar o amrita. Sahasrara es lo supremo, es la culminación final de la Kundalini-Shakti. Es el asiento de la conciencia superior. Sahasrara está situado en la parte superior de la cabeza y está físicamente relacionada con la glándula pituitaria, glándula que controla todos y cada uno de los sistemas nerviosos del cuerpo.

En la India, el Chakra Ajna se llama Divya-Chakshu (el ojo divino), Chakshu-Gyana o Gyana Netra (el ojo del conocimiento), porque es el medio por el cual el aspirante espiritual recibe la revelación y la comprensión de la naturaleza subyacente de la existencia. También se le llama “el ojo de Shiva”, porque en la meditación está directamente asociado con el despertar del Chakra Ajna.

 

Lakshahara Ji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *