Las 7 esferas o “lokas” del Universo

los-7-lokas-o-universos

Este universo, comenzando desde la Sustancia Eterna o Dios, hasta la creación física, se divide en siete esferas llamadas Lokas.

La primera de estas esferas es Sathyaloka, la esfera de Dios o la única Sustancia Real (Sat) en el universo. Ningún nombre puede describirla, ni hay concepto alguno en la creación nacida de la Oscuridad o de la Luz para designarla. Por ello a esta esfera se le llama Anama o la sin nombre.

La siguiente esfera es Swarloka, la esfera del aura magnética o de las electricidades. Esta esfera está caracterizada por la ausencia de toda creación (incluso los órganos y sus objetos, las cosas materiales sutiles) y se llama Mahasunya o el Gran Vacío.

La siguiente esfera es Maharloka, la esfera del Átomo, el comienzo de la creación de la ilusión o Maya, en la cual se proyecta el Espíritu. Este eslabón de unión es la única vía que conecta la creación espiritual con la material y se le llama Dasamadwara o la Puerta.

La siguiente esfera es Bhuvarloka, la esfera de los atributos eléctricos. Como las materias burdas de la creación están completamente ausentes de esta esfera y se destaca por la presencia de las materias sutiles únicamente, se le llama Sunya o Vacío ordinario.

a siguiente esfera es Janaloka, la esfera en la cual se refleja el Espíritu Santo, la de los Hijos de Dios. En ella se origina la idea de la existencia separada del Ser. Puesto que esta esfera está más allá de la comprensión de quienes están bajo el dominio de la creación de la Ilusión o Maya, se le denomina Alakshya o la Incomprensible.

La esfera siguiente es Tapaloka, la esfera del Espíritu Santo la cual es Eterna Paciencia, ya que se mantiene por siempre imperturbable ante cualquier idea limitada. A esta esfera se le llama Agama o la inaccesible.

La ultima esfera es Bhuloka, la esfera de la creación material, la cual es siempre visible para todos.

Así como Dios creó al hombre a su propia imagen, así también el cuerpo humano está hecho a imagen de este universo. El cuerpo físico del hombre tiene también en su interior siete lugares vitales, llamados Patalas. Cuando el hombre enfoca su atención en su Ser y avanza en la forma correcta, percibe la Luz Espiritual en dichos lugares, los cuales se describen el la biblia como las siete iglesias. Y las luces, semejantes a estrellas que allí se perciben son cual siete ángeles.
la creacion de Dios
Sobre lo expuesto, los Evangelios dicen:

“Y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al hijo del hombre”

“Tenía en su diestra siete estrellas”

“Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *