La riqueza espiritual

La riqueza espiritual

La riqueza material da beneficio material; la riqueza Espiritual no es un beneficio en sí, pues todo beneficio es aquél que se adquiere por medio de un sustrato material; la riqueza Espiritual Es en el Hijo pues Él es Espíritu Santo; la propagación de la imagen y semejanza que Él ha hecho con sus hijos es como asociar la calavera con los músculos, la carne con la piel, o con el fuego y su acción de quemar. Dado que el hombre es potencialmente Espiritual no necesita beneficios ya que estos pertenecen a la acción material, por lo tanto, al procurarnos una vida plena, deberemos olvidarnos de las obras que se hacen en beneficio propio y procurar Ser, sintiendo la asociación que Él nos ha dejado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *