La realizacion espiritual

La realización espiritual, que no es otra cosa que el destino de todo ser humano

No es el cúmulo de las experiencias realizadas dentro de un marco relativo, sino, la comprensión interna de cada pensamiento e idea reconocida por la inteligencia, y luego volviéndose introspectiva hasta llegar por fin al tan ansiado esclarecimiento.

la realizacion espiritual

Este destino no está marcado ni por las funciones biológicas para mantener el cuerpo físico, ni por el agitado goce de los sentidos.
Más bien, esto sería el aprendizaje acelerado de la experiencia relativa, que por otra parte y por su agitado devenir, carece de discernimiento.

Esta realización espiritual debe entenderse como vida plena, potencialmente dispuesta a ser libre, dispuesta al crecimiento inexorable del alma y a la purificación de la mente.

A cambio del poder relativo, que además trae como consecuencia el desgaste y el deterioro físico y mental, la realización espiritual potencia todas las funciones del organismo biológico, mental y  espiritual, dándole al individuo el poder suficiente para poder sobrellevar cualquier situación y comprender de esta manera que el alma es eterna, innaciente e imperecedera.

¿Cómo experimentar estas expresiones del Alma Eterna? Mientras seamos ignorantes, creeremos sentir tal o cual cosa y la relacionaremos con nuestra Alma. Ahora, ¿no experimentamos al mismo tiempo locura, miedos, temores y frustraciones? Esto es debido al poder dual de Maya, su inferencia inmediata es producida por los efectos de la ignorancia y el egoísmo. Esta mezcla dada por estos dos lazos confunde al individuo, haciéndole creer una cosa que no es. En este caso, el individuo confunde a su alma con el cuerpo físico y de esta manera, a veces experimenta alegría y a veces tristeza, a veces placer y a veces dolor.

Si bien este es un proceso por el cual el individuo puede tomar conciencia de la mezcla por medio de Buddhi (inteligencia), este no alcanza para que se produzca el discernimiento necesario. En este proceso el individuo está bajo los efectos de la dualidad producidos por el Poder Cósmico Ilusionante, por lo tanto, el Buddhi o inteligencia carecerá de la introspección necesaria y el esclarecimiento no se producirá.

Primero el devoto deberá experimentar la Beatitud del alma por medio de un Amor inefable, este abarcará el universo entero, y se podrá manifestar por medio de la piedad y la misericordia. La piedad es un proceso interno del alma por el cual el amor se prepara (por así decirlo) para salir al exterior del modo más puro posible y convertirlo en acción, esta acción es llamada misericordia. ¿Qué intervención tiene aquí la mente? Sabemos que todos los sentimientos
provenientes de nuestra alma son internos y abstractos. ¿Cómo esta abstracción puede convertirse en un hecho tangible?

Debe saberse que Chitta o mente material es la última en recibir la impresión del exterior. Pero Manas o recibidor interno o receptor interno es el primero en recibir la impresión, porque este Manas es el receptáculo pasivo para el conocimiento, deviene directamente del proceso evolutivo del alma.

Este Manas es entonces el proceso de la naturaleza espiritual que actúa en sus tres niveles: Inteligencia, Conciencia Introspectiva, Esclarecimiento, formando entonces una segunda trilogía que sigue directamente de las tres anteriores: Forma, Concepto, Sustancia.

Todos estos elementos pertenecen a la naturaleza de la mente superior (Manas) y no a la mente ordinaria (Chitta).

Cuando estos elementos están perfectamente equilibrados, la realización se produce y al mismo tiempo la mente ordinaria (Chitta) queda subyugada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *