La película del EGO

La pelicula del ego

La película más REAL
————————–———-
“Si hay preocupación, es porque hay proyección” (Premadakini)
————————–———-
Y es así efectivamente: Nuestra mente se comporta como una pantalla de cine, y el ego es el que proyecta. El EGO es quien pone en marcha el proyector y ve qué película ha de proyectar para atraer nuestra atención, hacia la pantalla de la mente…

¿Has pensado alguna vez como se realiza una buena película? Pues las mejores sin lugar a duda, tienen una cuota grande de suspenso, de problemas que resolver, de una aparente calma que sólo durará poco, pues sobrevendrá el problema y eso generará más adrenalina.
Así son las películas. Cuanto más suspenso e intriga, más atractiva es la película…

Los “problemas” y “preocupaciones” puestos en la pantalla mental, atrapan TODA nuestra atención. Esto sucede a tal punto, que nos podemos olvidar que estamos frente a una película y nos creemos que está sucediendo de verdad. Es tan intensa la ilusión del filme, que nos sobresaltamos, nos angustiamos, reímos, lloramos, y nos podemos hasta desesperar imaginando “lo que está por suceder”

Ahora bien, esto que sucede en nuestra mente, se proyecta a nuestra vida. Así como cuando vemos una película muy bien realizada, las sensaciones que nos inundan quedan impregnadas por mucho tiempo en nuestra conciencia, y hasta generan recuerdos imborrables, así puede ocurrir en nuestra vida cotidiana con la preocupación proyectada por la película del ego.

Hay quienes hallan hasta cierto regocijo en vivir preocupados, imaginando lo que va a pasar. Hasta podemos creer que “eso es estar vivo”.
Sin embargo, no es la vida una película en el cine del ego.

Cuando logramos ver aunque sea por un segundo que es una película, podemos hasta disfrutarla.
Sabemos que en algún momento terminará como toda película. Hay un final.

Y de hecho, si la película no nos gusta, hay una opción que casi nadie toma en cuenta: “levantarse de la butaca y abandonar el cine”

Namasté.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *