IX LAS BODAS DE PANDU Y DHRITARASHTRA

PANDU-y-DHRITARASHTRA

PANDU-y-DHRITARASHTRA

Por fin nació el tercer descendiente, el cual recibió por nombre Vidura. Bishma tuvo
que asumir nuevamente el papel de regente hasta que los nuevos príncipes alcanzaran edad
suficiente para gobernar el reino.
Y mientras pasaban los años, Bishma les enseñaba todo aquello que un kshatrya debía
saber. El primero de los príncipes Dhritarashtra estaba dotado de una fuerza fuera de lo
normal, mientras que el segundo Pandu demostró ser un maestro en el uso del arco. Vidura
por su parte era el más sabio de los tres. Una vez alcanzada la madurez, Bishma nombró a
Dhritarashtra heredero legítimo al trono. Pandu, el maestro de las armas, fue designado como
el general del ejército, mientras que a Vidura se le asignó las funciones de ministro del rey.
Dado que Dhritarashtra era ciego no podía gobernar el reino, así que Pandu asumió el
gobierno del reino con la asistencia de Vidura.
Los tres muchachos habían alcanzado ya su juventud y la preocupación más inmediata
de Bishma era encontrar esposas para ellos. Y oyó que Subala el rey de Gandhara, tenía una
hija muy bella y fiel, que además tenía fama de ser muy devota de Sankara. También la hija
del rey de Madrás era de una dulzura y belleza extraordinarias. Bishma comentó el hecho con
Vidura recomendándolas como las esposas apropiadas para los príncipes, a lo que Vidura le
contestó:
-Para nosotros tú eres como nuestra madre, nuestro padre, nuestro guru, nuestro todo.
Lo que tú decidas para nosotros será siempre lo mejor.
Bishma hizo llegar la noticia al rey de Gandhara, el cual al principio se mostró indeciso
por la ceguera de Dhritarashtra, pero su hija Gandhari le aseguró que no tenía ningún
inconveniente en casarse con el príncipe kuru, y para probar-lo vendó sus ojos con un pañuelo
de seda, pues no quería ser mejor que su señor en nada. Así pues Subala envió a su hija a
Hastinapura acompañada de su hermano Sakuni y allí se celebró la boda.
Por otra parte, el rey de Madrás celebró un Swayamvara para su hija Madri, la cual
eligió a Pandu como su esposo, pues sobresalía en gentileza y belleza muy por encima de sus
rivales. Bishma estaba muy complacido con las nuevas esposas que iban a convertirse en
reinas de la gran Casa de los Kurus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *