El llamado es: ¿quién soy yo?

¿Quién soy yo? es el llamado.

El llamado es quien soy yo

El corazón puede abrirse a ese llamado.

Aquél que alcanza a meditar en la percepción que fluye desde el corazón hacia la mente, sabe con certeza que él no es la mente.

El primer llamado es la tendencia espiritual.

Luego que la tendencia espiritual está presente, debe meditarse en la pregunta, ¿hacia dónde voy? y uno no debe responderse.

La tendencia espiritual nos abre el camino para poder observar el Presente Evolutivo.

Cuando el Presente Evolutivo se observa tal cual es, tal observación nos marca el rumbo del deber a cumplir.

Su primera cualidad es la Compasión Divina.

Su primer opositor es la Compasión Psicológica que surge desde la mente como deseo.

Este se presenta sin ecuanimidad.

Aquélla se presenta con ecuanimidad y discernimiento.

La Compasión Psicológica presenta atributos.

Estos atributos aparecen como separados el uno de los otros, pero en realidad todos proceden de una misma mezcla.

El aspecto falso del Ego siempre muestra una aparente compasividad.

La Dicha es una manifestación del Amor Divino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *