El árbol de la seguridad

el arbol del miedo

Queremos seguridad, garantías de felicidad, de que no sufriremos, de que no habrá enfermedades, muertes, separaciones, imponderables, pérdidas…
De dónde nos viene esa necesidad?
Conoces algún ser humano que no haya pasado por algún pesar?
Porqué entonces queremos garantizarnos lo que es inexorable e inherente a la vida sobre la Tierra?
Desde que nacemos, tenemos un tiempo limitado aquí
Viviremos sucesos agradables y desagradables, sentiremos frío y calor, placer y dolor, alegría y tristeza…
Pero nos resistimos a lo que no nos gusta. Como niños que no quieren comer la comida amarga que sana, sólo queremos los dulces aunque nos hagan mal…
Miremos las raíces de ese deseo…bien profundamente hallaremos sólo MIEDO.
El temor es natural. Nuestra parte animal lo impele. Pero el miedo nos paraliza, nos hace proyectar hacia atrás y hacia adelante, generando sufrimiento y ansiedad respectivamente.
El árbol del miedo tiene en la copa una SEGURIDAD APARENTE.
Bien sabemos que en la Tierra no es posible tal seguridad.
Los árboles nos enseñan que pueden mantenerse en pie por décadas y sucumbir repentinamente por un incendio, una tempestad o un tornado.
La aceptación es la clave.
La aceptación, siempre es la clave de la PAZ.
Y Paz poco tiene que ver con seguridad, sino más bien con ecuanimidad.
Suceda lo que suceda, bueno o malo, ACEPTAR trae PAZ.
Namasté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *