El alumno y el maestro

el-alumno-y-el-maestro

Un niño va al colegio a aprender. Aprenderá si el profesor es bueno en lo que transmite pero también si él pone atención a lo que el profesor enseña. Si el profesor no es bueno en la enseñanza que transmite el niño no va a aprender, entonces deberá ir a otro profesor. Pero si el niño no pone atención jamás va a aprender aunque vaya a muchos profesores. Cuando un Aspirante Espiritual logra fijar la atención a su Ideal, comienza a comprenderlo y su depuración es mucho más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *