Dureza y rigidez

Dureza y rigidez
El Miedo es la raíz de los grandes males en la tierra.
Dureza y rigidez
Aun los más poderosos, acumulan poder por TEMOR. Temen Perder. Piensan que GANAR es éxito, que acumular es estar seguros, que cambiar de opinión significa debilidad…
Ese es el gran error que cometemos los seres humanos. nos han enseñado a obtener seguridad a través de mecanismos, posturas, hábitos para que nuestra personalidad siga en pie.
LA DUREZA Y RIGIDEZ es sinónimo de inmadurez y debilidad
LA DULZURA Y PERMEABILIDAD es sinónimo de amor y fuerza
Necesitaremos mucho esfuerzo para desenterrar las raices del arbol del miedo. Han proliferado todos estos años y creado una gran red subterránea en nuestro inconciente.
Creemos que ese árbol enorme nos cobija y da refugio, pero el arbol del miedo, es un terrible aliado del EGO, que no quiere que veamos la luz.
Es hora de salir del castillo. Si no logramos derribar las murallas que construimos, por lo menos, abandonemos esa “fortaleza”, porque llegará nuestro último día. y ella no vendrá con nosotros, y nos habrá impedido ver el amor de nuestro hermano.
Namasté
Foto: El Miedo es la raíz de los grandes males en la tierra.<br /><br />
Aun los más poderosos, acumulan poder por TEMOR. Temen Perder. Piensan que GANAR es éxito, que acumular es estar seguros, que cambiar de opinión significa debilidad...<br /><br />
Ese es el gran error que cometemos los seres humanos. nos han enseñado a obtener seguridad a través de mecanismos, posturas, hábitos para que nuestra personalidad siga en pie.<br /><br />
LA DUREZA Y RIGIDEZ es sinónimo de inmadurez y debilidad<br /><br />
LA DULZURA Y PERMEABILIDAD es sinónimo de amor y fuerza<br /><br />
Necesitaremos mucho esfuerzo para desenterrar las raices del arbol del miedo. Han proliferado todos estos años y creado una gran red subterránea en nuestro inconciente.<br /><br />
Creemos que ese árbol enorme nos cobija y da refugio, pero el arbol del miedo, es un terrible aliado del EGO, que no quiere que veamos la luz.<br /><br />
Es hora de salir del castillo. Si no logramos derribar las murallas que construimos, por lo menos, abandonemos esa "fortaleza", porque llegará nuestro último día. y ella no vendrá con nosotros, y nos habrá impedido ver el amor de nuestro hermano.<br /><br />
Namasté

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *