Confundiendo deber y responsabilidad

confundiendo-deber-con-responsabilidad

Confundiendo el DEBER con la RESPONSABILIDAD…

confundiendo-deber-con-responsabilidad

Nacemos en un mundo, nacemos al movimiento, a la actividad…
Y desde que nacemos parece que “debemos” hacer cosas: alimentarnos, jugar, aprender, comportarnos….etc….
Al poco tiempo de que intentamos adaptarnos a ese entorno, a ese mundo que “nos rodea”, empezamos a aceptar que “debemos hacer cosas”…
Y luego ingresamos a una escuela, y “debemos aprender”, esmerarnos por aprobar exámenes, dar prueba de que hemos comprendido que se retribuirá en notas que “debemos” mostrar a nuestros padres para que sepan que vamos bien…
Llegado la adolescencia, también parecen llegar deberes. Nuestros amigos nos impulsan a ellos: debemos intentar relacionarnos con el sexo opuesto, o con el mismo según la tendencia, pero debemos hacer algo…estar solo no “debería” ser algo normal…
En pos de la normalidad, empezamos a aceptar esos deberes.
Y luego seguimos aumentando nuestra edad, y “debemos” empezar a procurarnos el alimento, debemos conseguir un empleo, realizar actividades, obtener un sueldo a cambio de horas de nuestro trabajo…
Y quizá luego formamos pareja, y luego el hogar que adoptamos como propio. Con el tiempo llegan los hijos. Debemos alimentarnos, debemos educarlos, tal como se inició nuestro ciclo. Y así la rueda vuelve a comenzar, y sigue, una y otra vez, por cientos de años…
Pero, ese es nuestro DEBER? es eso lo que debemos REALMENTE HACER como SERES EN ESTE MUNDO?
El instructor Lakshahara nos ha pedido discernir entre DEBER y RESPONSABLIDAD
Todo lo enumerado anteriormente, pertenece a las responsabilidades, no al DEBER. Las responsabilidades no son buenas ni malas, son. Nos hacemos cargo o no de ellas. Nuestra actitud es la que puede ser buena o mala respecto a nuestras responsabilidades, como padres, esposos, hijos, alumnos, trabajadores, jefes, empleados, gobernantes, ciudadanos, etc, etc y miles de etc.
Pero el DEBER es inexorable. Si lo evitamos, nuestra vida será sólo una película proyectada en un cine. Una película donde veremos transcurrir el tiempo con personajes, con historias, dramas y comedias, nacimientos y muertes….
El DEBER es SER. Pero ¿SER QUÉ COSA?
Lo que has venido a SER, y no otra cosa.
Miremos que las responsabilidades, no nos lleven a ser esa otra cosa, que nada tiene que ver con el DEBER.
Las responsabilidades (y puedes ser el hombre más recto y responsable del mundo) te pueden llevar a perderte de SER.
Cómo ocupamos el tiempo?
Cuánto ocupa el tiempo nuestro DEBER?
Cuánto tiempo ocupa nuestras responsabilidades?
Mira la diferencia entre ambos tiempos…
Evaluemos qué estamos haciendo en este mundo, para qué vivimos, y cómo pasa nuestro tiempo
Es una película?
Estamos protagonizándola?
Estamos observándola desde un asiento?
Creemos en esa película?
Podemos levantarnos del asiento cumplido el tiempo, y dedicarnos a nuestro deber?
Hay un sólo modo de cumplir con el DEBER, y es SIENDO
Pero para SABER qué debemos SER, hay que volverse CONCIENTES
Y no hay otro modo de volverse conciente, excepto que un rayo de Gracia nos ilumine, que cumpliendo nuestro DEBER como Jesús dijo: “Dad al César lo que es del César….y a Dios, lo que es de Dios”

Namaste hermanitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *