El Confort y la seguridad

Escritos de 1990 – El confort y la idea de seguridad

El Confort y la seguridad

Un tema muy dificultoso para nuestra mente es El APEGO. Por que no lo abordamos jugando un rato? Miremos qué palabras están contenidas en APEGO: EGO, PEGO, PEGA, PAGO, EPA, GEO, APE (mono en ingles), Ago, Age (edad en Inglés), OPA…si se te ocurre alguna más, medítala. Estas palabritas dicen de por sí bastante. Veamos ahora que dice el diccionario del apego:

APEGO
(De apegar).
1. Afición o inclinación hacia alguien o algo
2. Apegar: pegar. pegarse

pegar.
(Del lat. picare).
1. tr. Adherir una cosa con otra.
2. tr. Unir o juntar una cosa con otra, atándola, cosiéndola o encadenándola con ella. Pegar un botón.
3. tr. Arrimar o aplicar una cosa a otra, de modo que entre las dos no quede espacio alguno.
4. tr. Dicho de una persona: Comunicar a otra algo por el contacto, por el trato, etc., y especialmente vicios o enfermedades contagiosas. U. t. c. prnl.
5. tr. Castigar o maltratar a alguien con golpes.
6. tr. Dar un determinado golpe. Pegar un bofetón, un tiro.
7. tr. U., junto con algunos nombres, para expresar la acción que estos significan. Pegar voces. Pegar saltos.
8. tr. Dicho de una planta: arraigar (? echar raíces). U. t. c. intr.
9. intr. Dicho de una cosa: Tener efecto o hacer impresión en el ánimo.
10. intr. Dicho de una cosa: Armonizar con otra.
11. intr. Dicho de una cosa: Estar próxima o contigua a otra.
12. intr. Dar o tropezar en algo con fuerte impulso.
13. intr. Realizar una acción con decisión y esfuerzo.
14. intr. Dicho de una cosa: Asirse o unirse por su naturaleza a otra, de modo que sea dificultoso separarlas.
15. intr. Dicho de un verso: Rimar con otro.
16. intr. Dicho de la luz o del sol: Incidir intensamente en una superficie.
17. intr. Decir o hacer a alguien algo que le cause sentimiento o pesadumbre. Pegar CON alguien.
18. intr. coloq. Cuba. Trabajar mucho.
19. intr. Pan. y P. Rico. Empezar a hacer algo de repente y con fuerza. Pegó a gritar.
20. prnl. Dicho de dos o más personas: Reñir, enredarse a golpes o en pelea.
21. prnl. Dicho de un guiso: Quemarse por haberse adherido a la olla, cazuela, etc., alguna parte sólida de lo que cuece.
22. prnl. Dicho de una persona: Introducirse o agregarse a donde no es llamada o no tiene motivo para ello.
23. prnl. Dicho de una cosa: Insinuarse en el ánimo, de modo que produzca en él complacencia o afición.
24. prnl. Aficionarse o inclinarse mucho a algo, de modo que sea muy difícil dejarlo o separarse de ello.
~, o ~la, con alguien.
1. frs. Enzarzarse en una disputa verbal.
pegársela a alguien.
1. fr. coloq. Chasquearlo, burlar su buena fe, confianza o fidelidad.
pegársela alguien.
1. fr. coloq. Sufrir una caída o un accidente violento. Te la vas a pegar. U. t. en sent. fig.
pegársele a alguien algo.
1. fr. coloq. Sacar utilidad de lo que maneja o trata.
2. fr. coloq. Quedar perjudicado en el manejo de los intereses ajenos.
Fuente: diccionario de la Real Academia Española

Observa cuánto podemos aprender de tan sólo una palabra y su definición. Hasta ahora sólo hemos jugado con aquellos vocablos incluidos en la palabra APEGO y de las acepciones que la definen. Y tú qué sientes que es el apego? Sientes en este momento de tu vida apego por algo, alguien, o por tu misma vida? Realmente es muy difícil estar libre de todo apego. Buda debió librarse de sus apegos, Jesús fue tentado en el desierto por las cosas del mundo que producían apego. El apego proviene principalmente del DESEO. Aquello que deseas, fácilmente traerá a tu vida algo a lo que te apegarás: si deseas una mujer o un hombre, te apegarás a él. Tu mente no será la misma luego de desear: algo habrá cambiado, tienes ahora una nueva carga en tu vida, un nuevo peso, algo que arrastrar, algo de lo que debes PREOCUPARTE en vez de ocuparte o tal vez la clave es que NO DEBES TENER, solo estar.
. Hay muchos tipos de apego: por un hijo, por la forma en que queremos que viva, por un esposo o esposa, por los padres, novios, amantes, apego al trabajo o a los negocios, a los objetos, al dinero, a la lujuria, a la vida física, a los amigos, a la forma de vivir, a la religión, a la vida o posición social, al placer, a todo aquello que nos provoca atracción, a nuestra propia forma de pensar, a nuestra personalidad, a tener la razón, etc.

El apego en lo que a mí respecta, representa el primer eslabón de una gran cadena, en cuyo otro extremo yacía una pesadísima ANCLA, que no permite al barco de mi ser, navegar libre por los mares de la existencia cotidiana. Cómo se manifiesta este apego? Estas son algunas de su formas: miedo a enfermar, relaciones de pareja demasiado estrechas, extremo cuidado para que el dinero alcance, miedo a morir, celos, deseo de soledad extrema, a que nada toque o modifique mi estructura vital, la falsa seguridad de un vida confortable, “segura”, y sobretodo apego a la VIDA.

Hay muchas maneras de observar cuándo nos convertimos en presas del apego. Cuando nos resistimos a SOLTAR, a dejar o dejarnos libres, a perder CONTROL sobre lo que queremos que sea de determinada manera, es muy probable que nos estemos apegando.

El maestro Lakshahara como otros, siempre han enseñado como primer medida para debilitar un defecto, el contraponerle su opuesto. Por ejemplo, si somos presa de la ansiedad, ejercitemos la paciencia. Si nos aqueja la ira, ejercitae la piedad. El apego es opuesto al desapego, y en sí, a la LIBERTAD.
Será que tememos muchísimo a SER LIBRES? Tenemos un muy mal concepto de lo que es libertad. Creemos que libertad es hacer lo que se quiere o desea, lo que nos venga en gana o creemos tacsativamente como nuestra VERDAD. Pero quiza la Libertad es no estar ATADO, es haber dejado atrás toda ATADURA. Tratemos en lo posible de no atarnos a NADA, ni siquiera al concepto de DIOS. Ámarlo, pero sin necesitar estar atado a EL, porque muchas veces eso no es amor, sino MIEDO disfrazado. Es creer en Dios para estar protegidos del mal, de la muerta, que nada nos toque. Eso es entonces creer o temer?
El está y es en nosotros, ¿Necesitamos asirnos a su idea o es que lo hacemos por necesidad?.

Que bueno sería ir soltando ya las amarras, permitir que el ser transcurra libre en el océano de dicha y bienaventuranza que DIOS Disponga.
Cuando Jesús dijo: “Padre, sea en mí Tu Voluntad”, contrariamente a lo que podemos pensar, está DESAPEGÁNDOSE, dejando todo en manos de DIOS. Jesús le da total potestad a su Padre para que Este haga de su vida lo que DEBE SER. Él Quita toda voluntad sobre su egoísmo, sobre su DESEO, y le dice a Su Padre: Haz de mí lo que Tu quieras, pues nada hay mejor para mí. Y pese a que muchos creen que en este momento se está condenando, en realidad se está liberando.
Ya no es más el HACEDOR, sino AQUEL sobre el que DIOS HACE, EL SERVIDOR. Ser dócil, ser liviano, ser libre de todo egoísmo pase lo que pase, es la libertad más alta.

Osho dice sobre esa entrega a la NADA: “Buda ha elegido una palabra realmente con mucho potencial: shunyata. La palabra inglesa, el equivalente inglés “vacuidad” no es una palabra tan hermosa. Por esto me gustaría ponerla como “la nada”, ausencia de todo (del inglés no-thing) porque la nada no es simplemente nada, lo es todo. Está vibrante de todas las posibilidades. Es un potencial, un potencial absoluto: aún no se ha manifestado, pero lo contiene todo.
Al comienzo es naturaleza, al final es naturaleza, así que, ¿por qué haces tanto alboroto en el medio? ¿Por qué en el medio te preocupas tanto, eres tan ansioso, tan ambicioso? ¿Por qué crear esta desesperación? De la nada a la nada ese es todo el camino.”

Cuando hay apego, nos desesperamos, estamos pendiente, lo complicamos todo, no queremos soltar, somos los hacedores, NO CONFIAMOS EN DIOS. Es así, digamos lo que digamos o esbocemos discursos espirituales, NO CONFIAMOS EN DIOS, no lo dejamos HACER.

Meditemos en esto, pero más allá de meditar, intentemos esta ACCIÓN, que es DEJAR DE HACER. Que sea Dios quien HAGA, el único HACEDOR. Confiemos en Él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *