A quien alimentas?

los-dos-lobos: a quien alimentas

Esto seguramente lo han escuchado muchas veces, pero es muy sano volverlo a oir para ver como vamos: Un abuelo contaba a su nieto acerca de la lucha que se desarrollaba dentro de sí mismo. Ésta era entre dos lobos… “Uno es diabólico: iracundo, lujurioso, arrogante, mentiroso, falso predicador, vanidoso, resentido, ladrón, abusador y asesino. El otro es bueno: pacífico, amoroso, sereno, humilde, generoso, compasivo, fiel, bondadoso, benevolente y honesto”. El nieto, después de unos minutos de reflexión, preguntó a su abuelo: “¿Y qué lobo ganará?” El abuelo simplemente respondió: “Sencillamente, aquel al que yo alimente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *